Bowl de Quinoa Salteada

El estatus de súper-alimento de la quinoa es sin duda bien merecido. Este plato vegano sin gluten ofrece una variedad de deliciosos sabores combinados con la dulzura natural de jarabe de arce y mantequilla de anacardo. Con un toque de especias asiáticas, este plato es muy sabroso! (Adecuado para veganos).


¿Dónde encontrarlo?

Pack detox de inicio
14 Unidades – ¡ENVÍO GRATUITO!

Combinación energizante de comidas y meriendas
24 Unidades – ¡ENVÍO GRATUITO!

Pack para 12 días Desayuno & Comidas
24 Unidades – ¡ENVÍO GRATUITO!

Pack de introducción al un estilo de vida más saludable
9 Unidades – ¡ENVÍO GRATUITO!

1 semana de desayuno y almuerzo
14 Unidades – ¡ENVÍO GRATUITO!

Ingredientes

Quinoa (Ecológico): La quinoa es libre de gluten, alta en proteínas y uno de los pocos alimentos vegetales que contienen los nueve aminoácidos esenciales. También es alta en fibra, magnesio, vitamina B, hierro, potasio, calcio, fósforo, Vitamina E y varios antioxidantes beneficiosos.

Queso de Tofu: El tofu es a base de soya y una buena fuente de proteína y contiene los nueve aminoácidos esenciales. También es una valiosa fuente vegetal de hierro y calcio y los minerales manganeso, selenio y fósforo.

Mantequilla de Anacardo: La mantequilla de anacardo suministra cantidades significativas de otras grasas saludables para el corazón, aminoácidos esenciales y el magnesio mineral dietético, pero también es altamente calórico. Su relación proteína-hidrato de carbono hace que la mantequilla de anacardo sea una opción de refrigerio atractiva si estás tratando de adherirte a una dieta baja en carbohidratos y alta en proteínas..

Zanahoria: Las zanahorias son ricas en beta caroteno para la visión saludable, así como en Vitamina A, que ayuda al cuerpo en la limpieza interna y promueve una piel hermosa y brillante.

Espinacas:Un potente verde lleno de vitamina K que fortalece los huesos, y también es alto en Vitaminas A y B, hierro, magnesio y fibra dietética, apoyando los ojos, hígado y sistema digestivo.

Salsa de Soja: Bajo en calorías y muy alto en sodio. El sodio es un mineral esencial, necesario para las funciones corporales básicas, incluida la transmisión nerviosa y la regulación de la presión arterial.

Sirope de Arce (Ecológico): El jarabe de arce es un edulcorante natural popular que se afirma que es más saludable y más nutritivo que el azúcar.

Zumo de Limón: Alto en Vitamina C, fibra y varios compuestos vegetales beneficiosos. Puede apoyar la salud del corazón, el control de peso y la salud digestiva.

Cebolla: Tiene muchos beneficios posibles para la salud, como la reducción del riesgo de obesidad, enfermedades cardíacas y cáncer. Son ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes.

Ajo: El ajo contiene vitaminas y minerales, incluyendo Vitamina B6, manganeso, selenio, Vitamina C, hierro, potasio y cobre.

Jengibre:Refuerzo inmune alto en antioxidantes, bueno como ayuda digestiva, alto en cromo, magnesio y zinc, que mejoran el flujo sanguíneo y promueven la absorción del cuerpo de nutrientes esenciales.

Polvo de Chile:: Los chiles son una excelente fuente de Vitaminas, A, B, C, E y minerales Los chiles aumentan la inmunidad, son ricos en antioxidantes, y mejorar la salud digestiva.

Sal Rosa del Himalaya (Ecológico): La sal rosa del Himalaya contiene más de 84 minerales y oligoelementos, incluyendo calcio, magnesio, potasio, cobre y hierro, por lo que hace más que simplemente hacer que su comida sepa mejor.

Pimienta Negra: La pimienta negra es una excelente fuente de manganeso y Vitamina K, una muy buena fuente de cobre y fibra dietética, y una buena cantidad de hierro, cromo y calcio.

Aceite de Oliva: Abundante en la Dieta Mediterránea, el aceite de oliva virgen extra está lleno de antioxidantes y ácidos grasos, que mantienen las células sanas y en forma.

Cilantro: Más que una guarnición, el cilantro ayuda a eliminar metales pesados no deseados, como el mercurio y el aluminio, del cuerpo. Es una ayuda digestiva de alto impacto, llena de antioxidantes que también es grande en el sabor.


276
12,2

4,8
33,2 10 2,2

Por 100 gr

¿Cómo prepararlo?

Paso 1: Vacíe el tazón en una olla o cacerola o use un tazón Frutify apto para microondas.
Paso 2: Caliéntelo todo al fuego y remueva a fuego lento durante 4 a 6 minutos, hasta que la textura sea espesa y cremosa (siéntate libre de agregar un poco de agua si lo ves necesario). Para microondas, calienta durante 3 a 4 minutos y ya está listo para comer.
Paso 3: ¡Póngalo de nuevo en el recipiente Frutify o póngalo en tu plato favorito!