Pudin de chía de Bayas

¡Los hermosos tonos rosados y el exquisito sabor de las bayas variadas de este pudín de chía te harán sentir feliz y saludable por dentro y por fuera! Repleto de una gran cantidad de antioxidantes, fibra, proteínas y grasas saludables, este pudín lo mantendrá satisfecho durante horas. (Adecuado para veganos).


Dónde encontrarlo

Pack detox de inicio
14 Unidades – ¡ENVÍO GRATUITO!

Desafío detox de 21 días
24 Unidades – ¡ENVÍO GRATUITO!

Soporte de entrenamiento de 7 días
14 Unidades – ¡ENVÍO GRATUITO!

Pon en marcha tu metabolismo
14 Unidades – ¡ENVÍO GRATUITO!

Pack de desayuno y comida para 12 días
24 Unidades – ¡ENVÍO GRATUITO!

Pack de desayuno y almuerzo para 1 semana
14 Unidades – ¡ENVÍO GRATUITO!

Pack de cambio de hábitos en 21 días
24 Unidades – ¡ENVÍO GRATUITO!

Ingredientes

Semillas de Chía (Ecológicas): Ofrece un contenido nutricional masivo, omega-3, fibra dietética y antioxidantes que combaten los radicales libres, con muy pocas calorías.

Arándanos: Lleno de flavonoides antioxidantes que aumentan la elasticidad de la piel y la protegen contra el daño de los rayos ultravioleta, así como el deterioro lento de la memoria que normalmente acompaña al envejecimiento.

Frambuesas: Rica fuente de fibra dietética y Vitamina C por su pequeño tamaño así como una saludable dosis de antioxidantes anti-envejecimiento.

Fresas: Ayuda a quemar la grasa almacenada, gracias a las antocianinas que les dan su color rojo. También alivian la inflamación, promueven la salud ósea y reducen el riesgo de enfermedad cardíaca.

Moras: Estas bayas son ricas en Vitaminas A y C. Su color muy oscuro es prueba de su alto nivel de antioxidantes. El consumo de moras desintoxica el organismo y mantiene la elasticidad de la piel.

Jarabe de agave: El carbohidrato en el néctar de agave tiene un índice glucémico bajo, lo que proporciona dulzura sin el desagradable «subidón de azúcar» y el pico de azúcar en la sangre no saludable causado por muchos otros azúcares.



145

3,5

8,8
22,5 5,5 11,9

Por 100 gr.

Preparación durante la noche

Paso 1: Sácalo del congelador, llena la taza con la leche de tu elección para que queden 2-3 cm.
Paso 2: Vuelva a tapar la taza y déjela en remojo en el refrigerador durante la noche.
Paso 3: Remueve antes de comer y disfrútalo frío o vuelve a colocar la tapa y ¡guárdalo para llevar.

Preparación para microondas

Paso 1: Llena la taza con la leche de tu elección de modo que queden 2-3 cm.

Paso 2: Caliéntalo todo en una olla o cacerola al fuego o en un microondas durante 3 a 5 minutos, removiendo a la mitad del tiempo de calentamiento hasta que haya alcanzado la consistencia deseada.

Paso3: ¡Remueve antes de comer y disfruta!